Implantec

Claves sobre el blanqueamiento dental

whitening

Fuera de los consultorios odontológicos, los pacientes acuden a diferentes opciones para lograr una dentadura más blanca.

Existe una gran gama de productos para blanqueamiento dental. Entre ellos están las pastas de dientes, que son ligeramente abrasivas, lo que eliminará las manchas en la superficie pero no cambiarán el color de la dentadura de su paciente.

También están los kits dentales que tienen moldes con la forma de la dentadura, en los que se añade un gel, y se colocan por un tiempo determinado en los dientes.

Otro de los productos comerciales son las tiras blanqueadoras, que están cubiertas de un gel que tiene peróxido de hidrógeno y se deben usar dos veces al día durante un par de semanas. Asimismo, están los enjuagues bucales, que tienen fama de ser los menos efectivos, ya que se mantienen en la boca por menos tiempo que los otros productos.

Recomendaciones para comprar los mejores blanqueadores dentales

Para comprar el mejor blanqueamiento dental, es preciso tomar en cuenta las siguientes características:

  • Fácil aplicación. De todos los blanqueamientos del mercado, quizás los más fáciles de usar sean las tiras. Por el contrario los blanqueadores en gel, que usan un molde, puede ser más sucio y puede causar incomodidad si se es muy sensible al molde.
  • Sabor tolerable. La mayoría de los blanqueamientos dentales tienen tan mal sabor que acaban en la basura antes de poder mostrar sus beneficios.
  • No irritante. Además del peróxido de hidrógeno, componente principal de la mayoría de los blanqueadores, en el mercado, muchos blanqueamientos contienen productos no activos que pueden ser irritantes para las encías, entre ellos: sílice, polivinilpirrolidona (PVP), nitrato de potasio, bicarbonato sódico y diversos tipos de fluoruros.

Estas tres recomendaciones le ayudarán a escoger el blanqueamiento más adecuado y que puedas tolerar por más tiempo. No obstante, no debes olvidar que los blanqueamientos dentales comerciales no son tan efectivos como los profesionales, que se aplican en los consultorios odontológicos. Al respecto, le compartimos algunos datos claves sobre los blanqueamientos dentales.

Claves sobre el blanqueamiento dental

  1. Un blanqueamiento dental es un tratamiento odontológico, no es solo un procedimiento estético que se puede hacer en cualquier lugar, por lo que se recomienda que sea aplicado por un profesional colegiado
  2. El odontólogo debe seleccionar y sugerir la técnica a utilizar, porque dependiendo del caso deben utilizarse técnicas o productos más agresivos.
  3. El dentista además debe cerciorarse que no hay riesgo ni para las encías, ni para los tejidos blandos, ni para los dientes.
  4. Aunque los blanqueamientos no suelen ser dolorosos, es probable que algún paciente con mucha sensibilidad pueda sentir como si estuviera tomando un helado o una bebida muy fría.
  5. No dañan el esmalte dental si se aplican de la manera correcta, siguiendo las instrucciones del dentista.
  6. Pese a que se venden comercialmente, si se usan de manera inadecuada pueden generar consecuencias graves en los dientes.
  7. El tiempo es el factor fundamental que oscurece los dientes, por eso es importante tomar medidas de mantenimiento preventivo o incluso pensar en hacer blanqueamientos cada cierto tiempo.
  8. Existen alimentos y bebidas que afectan el color de los dientes antes, durante y después del blanqueamiento. No obstante, la higiene inadecuada es lo que más influye sobre el color de las piezas dentales. Es preciso evitar los alimentos y bebidas con muchos colorantes y que manchen como el vino, el café y el té, así como realizar un buen cepillado tras la ingesta de estos alimentos.
  9. Evite fumar, pues el blanqueamiento suele ser menos efectivo entre los fumadores. En las personas que fuman o mascan tabaco y tienen mala higiene bucal, es más fácil que el diente se oscurezca.
  10. El oscurecimiento grave de los dientes va asociado a factores que ennegrecen el diente desde dentro, como algunas enfermedades, uso de ciertos medicamentos, problemas dentales que hacen que el diente modifique el color de una forma más severa.
  11. No existen cremas dentales blanqueadoras. Las que se venden en el mercado simplemente devuelven el diente a su color original pero no llegan a blanquearlo.

Tipos de blanqueamiento dental

En la actualidad existen diversos métodos para blanquear los dientes, todos con distintos costos y alcances, de los cuales los mejores son:

Blanqueamiento dental con láser

Esta técnica de blanqueamiento dental consiste en colocar un molde en los dientes para proteger las encías, al mismo tiempo que se coloca un gel con peróxido de hidrógeno, que se activa con una luz de láser intensa que libera moléculas de oxígeno, que ayudan a mejorar el tono de los dientes.

Su principal desventaja es que su precio suele ser elevado y son necesarias varias sesiones, lo que puede dejar los dientes sensibles durante varios días.

Blanqueamiento profesional

Este tipo de blanqueamiento es realizado por odontólogos certificados y consiste en la aplicación de un gel con ingredientes activos con un cepillo de punta suave, que penetran en el esmalte, eliminando manchas y blanqueando los dientes.

Es el más efectivo de los tratamientos, gracias a que su activación química trabaja desde dentro hacia afuera, hace el trabajo de blanquear los dientes en pocos minutos y no exacerba la sensibilidad en los dientes.

Es considerado uno de los blanqueamientos estrellas de la industria por su alta efectividad, logra dientes blancos y brillantes en menos de una hora.

Pastas de dientes blanqueadoras

Como mencionamos anteriormente, el problema de las pastas que venden en las farmacias es que no tienen una concentración suficiente de los principios blanqueadores para ofrecer buenos resultados. Suelen llevar el diente a su color original y eliminar manchas superficiales, debido a la acción abrasiva del cepillo de dientes con el esmalte dental. Este rascado puede eliminar cierta tinción que se encuentre en la superficie del diente, pero no las diminutas partículas insertadas que hacen que se vea el diente más amarillo.

Siempre hay que ser cuidadoso con el cepillado, si se hace demasiado fuerte y durante un tiempo prolongado se puede erosionar el esmalte. Al momento de limpiar sus dientes debe hacer movimientos circulares suaves durante unos dos minutos por toda la cavidad bucal.

El peróxido de hidrógeno o el agua oxigenada

La mayor parte de los productos para blanquear los dientes tienen un ingrediente en común: el peróxido de hidrógeno. Sin embargo, no se puede comprar ningún blanqueador dental que tenga una concentración superior al 0,1% de este componente. En los últimos años se han realizado investigaciones que sugieren la necesidad de usar una concentración superior a 3,6% de peróxido de hidrógeno para poder obtener mejores resultados al momento de blanquear los dientes.

Es por ello que cualquier kit de blanqueamiento que se adquiera en la farmacia es mucho menos eficaz que los ofrecidos por los dentistas. Tampoco es recomendable usar productos profesionales sin el conocimiento el entrenamiento necesario, ya que pueden causar daños graves y permanentes en los dientes.

Los más recomendable es siempre consultar al odontólogo antes de proceder con un tratamiento blanqueador, debido a que puede dar su mejor recomendación sobre cuál producto comprar.

Existen otros métodos caseros de blanqueamiento dental, si esa es la elección hay que leer bien las instrucciones y seguirlas al pie de la letra.

Tiras de blanqueamiento dental

Las tiras de blanqueamiento dental son muy fáciles de utilizar y se puede empezar a ver resultados en apenas dos semanas. Tienen una tecnología de adhesión nueva y antideslizante, que te permite incluso seguir bebiendo o hablando mientras blanquea tus dientes.

iWhite instant

Se trata de un tratamiento casero con unos moldes delgados y flexibles que se ajustan a tu dentadura. Se dejan reposar el tiempo necesario y generan resultados de manera instantánea, gracias a la película de calcio cristalizado que utiliza. Además, eliminará las manchas y fortalecerá los dientes al mismo tiempo.

Férulas Crystal Smile

Este es uno de los blanqueamientos más novedosos ya que integra el gel blanqueador con luz azul para acelerar sus componentes químicos. Ciertamente, es lo más parecido a un tratamiento profesional con un odontólogo. Ayuda a quitar las manchas dentales causadas por los agentes colorantes de las comidas y las bebidas, como el té, el café, el vino tino o la decoloración natural que se produce con el envejecimiento o con hábitos como el fumar.

Carbón activado

El carbón activado es uno de los productos de belleza más utilizados en los últimos dos años. A la hora de blanquear los dientes, el carbón activado es uno de los productos favoritos del público en general. Se trata de una forma natural de tratar los dientes, ya no solo para dejarlos más blancos, sino para cuidar las encías, mejorar el esmalte y refrescar el aliento.

Lápiz blanqueador

Es una de las alternativas más económicas, pero también de las menos efectivas. Como producto de uso regular, no notará la diferencia de un antes y un después, para ello, deberías hacer un blanqueamiento profesional con el odontólogo.

 

Cuándo no se deben blanquear los dientes

Los blanqueamientos dentales pueden no ser recomendados si tiene caries, que deben ser tratadas antes de empezar un tratamiento blanqueador. Lo mismo ocurre si tiene problemas en las encías o si tiene hipersensibilidad en los dientes a las bebidas frías o calientes.

Cierta clase de manchas, como las producidas por la tetraciclina, un antibiótico, no responden al blanqueamiento. Si se tiene éxito con estas manchas, se necesitará emplear un tiempo muy por encima del habitual para eliminarlas. Por este motivo, es importante que su dentista le indique el precio del blanqueamiento dental antes de comenzar con el tratamiento.

El blanqueamiento no es efectivo en dientes postizos, coronas dentales, fundas o rellenos (incluidos rellenos del color del diente). En este caso, su odontólogo podrá sustituirlos por otros de tonalidad más clara. El blanqueamiento dental no es recomendado en mujeres embarazadas o en lactancia y en personas menores de 18 años, ya que antes los dientes están aún en desarrollo.

Efectos secundarios del blanqueamiento dental

Una gran parte de los tratamientos de salud, incluyendo los odontológicos, tienen un riesgo de generar algún efecto secundario. En el caso del blanqueamiento dental, la mayor parte de ellos son efectos de carácter temporal. Entre los efectos secundarios se encuentran:

  • Sensibilidad en los dientes.
  • Dolor de garganta.
  • Encías sensibles y manchas blancas en las encías.

Estos efectos secundarios deben desaparecer tras unos días. Si los síntomas persisten, contacte con su odontólogo. No hay evidencia que sugiera que el blanqueamiento dental es perjudicial para las encías, pero no está claro cuál es el efecto a largo plazo en los nervios y los vasos sanguíneos.

El periodismo necesita inversión. Para compartir esta nota utiliza los íconos que aparecen en la página.

Duración del blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental puede durar hasta 3 años, dependiendo de la persona. Una investigación sobre los blanqueamientos caseros resalta que tan solo la mitad de las personas que consiguieron un tono más claro seguirán 6 meses después con ese tono blanquecino. El consumo de diferentes comidas, bebidas, el tabaquismo y los hábitos de cepillados juegan un rol importante, para determinar el tiempo de duración de los efectos del tratamiento.

Por otra parte, es preciso poner de relieve que no siempre los blanqueamientos alcanzan los resultados que usted espera. Estos resultados varían de persona a persona y dependen de la tonalidad de los dientes antes del blanqueamiento. Por lo tanto, es importante analizar con su odontólogo todas las opciones posibles antes.

¿Por qué elegir un blanqueamiento dental profesional?

El blanqueamiento profesional es el más eficaz y el más rápido: se requiere una sesión única de 45-60 minutos de duración y se logra una reducción de entre 4 y 10 tonos. La férula que se utiliza para aplicar el gel blanqueador se hace a la medida, lo que da la posibilidad de proteger los tejidos blandos de la boca (encías, lengua y paladar) durante el tratamiento. Esto último no ocurre con los kits caseros, que, por otra parte, exigen un tratamiento cuya duración puede llegar a dos semanas con una aplicación diaria y que no tienen la misma efectividad. No obstante, ambos tratamientos pueden ser complementarios, siempre por decisión del odontólogo.

Por otra parte, el tratamiento con el odontólogo permite escoger el tipo de fuente lumínica que más interese para la fotoactivación del gel: el láser es más efectivo, pero genera una mayor hipersensibilidad dental que la luz LED, y los efectos tienden a desaparecer con el tiempo, por lo que se ha generalizado el uso de la segunda opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *