Blog

Depósito Dental Implantec S.A. » Blog » Resultados exitosos con cerámicas de Noritake

Resultados exitosos con cerámicas de Noritake

mejores-resultados-noritake

Muchos profesionales de la tecnología dental a nivel mundial avalan que los resultados obtenidos con el sistema de cerámica Noritake son de gran calidad, debido a aspectos como el excelente revestimiento que ofrece, pues trabaja muy bien con su propia cerámica para coronas y carillas convencionales.

Noritake ofrece gran ductilidad

Otra de las bondades de los productos de esta marca es que su adaptación es muy precisa y por ello brinda los mejores resultados. Por otra parte, características como la ductilidad, estabilidad e invariabilidad del color al momento de trabajarla brindan al técnico dental la posibilidad de realizar trabajos impecables y de mucho éxito.

Los 100 años de experiencia de esta marca japonesa en cerámica ornamental le han dado el conocimiento para desarrollar un producto muy reconocido por los técnicos dentales del mundo. Se trata de una porcelana muy versátil que tiene stains internos y externos de gran calidad, y que además se puede conjugar con equipos de otras marcas para conseguir los colores deseados.

Técnicos dentales de diversos lugares de Latinoamérica aseguran que, al usar cerámicas Noritake ahorran más. La gran gama de colores que se pueden alcanzar con estas cerámicas, les evita tener que comprar kits de cerámicas de otros colores y marcas para conseguir las tonalidades deseadas.

¿Desde cuándo se usa la cerámica dental?

Cerca de 1717  los jesuitas llevaron a  Europa los secretos de la elaboración de la cerámica, en un claro ejemplo de espionaje industrial. La idea de utilizar la porcelana como material de prótesis dental surgió hacia 1770. Hasta ese momento, las prótesis dentales se elaboraban con materiales como hueso, marfil, madera, dientes de cadáveres, etc.,  que sufrían un gran desgaste y deterioro dentro de la boca.

Fue el farmacéutico francés Alexis Duchateâu, quien observó que los recipientes de porcelana donde mezclaba y trituraba las sustancias químicas no sufrían cambios de color ni de textura, a diferencia de su dentadura de marfil.  Este hallazgo le impulsó a desarrollar la primera prótesis completa de porcelana. Pero los intentos de Duchateâu de probar su invento en otros pacientes fracasaron por falta de formación relacionada a la cerámica.

Por esa razón Duchateâu se asoció con el dentista parisino Nicholas Dubois de Chémant, que mejoró significativamente el método de fabricación y monopolizó la fabricaación. Esto lo llevó no solo a la comercialización sino también al perfeccionamiento de la técnica.

dentadura-de porcelana-ceramica

En 1778 Dubois presentó una dentadura con líneas de separación marcadas para simular dientes individuales, pero no fue sino hasta el año 1808 que se publicaron los detalles de la confección de la prótesis de porcelana.

La fabricación de dientes unitarios aparece de mano del dentista italiano Giuseppangelo Fonzi. Hasta ese momento, la prótesis completa, base y dientes, se realizaba en una sola pieza. Fonzi publicó en 1808 un método para elaborar dientes artificiales, en los que incluía un gancho de platino para sujetarlos a la base.

Estas cerámicas dentales adoptaron sin cambios la composición de las porcelanas chinas, compuestas de feldespato, cuarzo y caolín. Sin embargo, el principal problema de estas prótesis era que resaltaban mucho respecto a los dientes naturales, debido a su gran opacidad.

Pronto se supo que la causa era el caolín, que se transformaba durante el proceso de quemado en mullita, generando un intenso color blanco estéticamente inaceptable. Es por esto que, a principios del siglo XIX, se aumentó la parte proporcional del feldespato a costa del caolín y se añadieron fundentes, para mejorar la translucidez y rebajar la temperatura de cocción, surgiendo así las porcelanas feldespáticas. Las primeras fábricas de cerámicas dentales se fundaron en Estados Unidos.

En la actualidad hablar de restauraciones estéticas implica hablar de cerámica sin metal. La mayor parte de los casos se resuelven con las técnicas ceramometálicas. Con estos procedimientos se obtienen muy buenos resultados, pero nunca se alcanza la naturalidad de las prótesis totalmente cerámicas. Esto ocurre debido a que la estructura metálica impide el paso de los haces lumínicos, reduciendo la profundidad del color. Por el contrario, la cerámica sin metal, al permitir la transmisión de la luz a través del cuerpo del diente, consigue un mayor mimetismo.

No obstante, hay que señalar que las cerámicas son más inertes que los metales y eso les da ventaja sobre los metales. Las aleaciones, a excepción de las “pasivadas” con metales preciosos o con titanio, pueden verter iones nocivos al medio oral al sufrir corrosión. En cambio, la toxicidad no es un problema en los materiales cerámicos por su baja reactividad química.

Durante la historia, el uso de las restauraciones cerámicas estaba limitado por la fragilidad y la baja tenacidad que presentaban las porcelanas. Por ello, desde la aparición de las primeras coronas jacket a principios del siglo XX, se ha producido un progreso constante, tanto en los materiales como en las tecnologías para intentar
mejorar el comportamiento clínico de estas prótesis.

Hornos bien calibrados: Mejores resultados con Noritake

Las evidencias comprueban (Naranjo, 2016) que la mayoría de los fracasos en el uso de las cerámicas feldespáticas, como EX3 de Noritake y las cerámicas aluminosas como CZR de Noritake, se dan  por falta de comprobación de los laboratorios dentales de que sus los hornos están correctamente calibrados para conseguir una correcta vitrificación de la porcelana, fundamentalmente en las cofias y subestructuras de puentes de óxido de circonio. No se debe olvidar que su conductividad térmica es mucho menor que la de los metales.

Otro factor relevante que olvidan los laboratorios dentales, al cocer porcelana sobre múltiples cofias o subestructuras de circonio, es la carga térmica global. Múltiples restauraciones con base de circonio requieren más tiempo para alcanzar una vitrificación correcta que una única restauración de circonio.

Además, en el caso de las cofias de óxido de circonio no es necesario limpiar o preparar la superficie con instrumental rotatorio, ya que el proceso de fresado produce una superficie con una rugosidad adecuada para la adición de la porcelana de recubrimiento.

Diferencias entre las cerámicas feldespáticas y las aluminosas

Las cerámicas feldespáticas convencionales son las primeras porcelanas de uso dental y solían tener la misma composición que las porcelanas utilizadas en la elaboración de piezas artísticas. Estas piezas contenían los tres elementos básicos de la cerámica: feldespato (15-30%), cuarzo (15-30%) y caolín (40-70%). El mayor inconveniente que presentaban estas restauraciones realizadas con este tipo de cerámica era que, debido a su alta cantidad de caolín, resultaban muy opacas.

Por esta razón la composición de estas porcelanas se modificó hasta convertirse en un magma o matriz de feldespato (60-90%) en el que están dispersas partículas de cuarzo y, en mucha menor medida, caolín.

En el caso de las cerámicas aluminosas convencionales, se caracterizan por tener contener alúmina entre el 20% y el 45%, proporción que les permite combinar buenas cualidades ópticas con gran resistencia. Se usan fundamentalmente en el recubrimiento estético y funcional de los núcleos aluminosos de alta resistencia.

En los últimos años se han desarrollado cerámicas aluminosas especiales para recubrir estructuras confeccionadas con circonia. Estas se diferencian de las anteriores porque poseen un coeficiente de expansión térmica más alto, con gran adaptación al del óxido de circonio.

resultados-de-exito-con-ceramicas-dentales-noritake

 

Algunas contraindicaciones de manipulación de las cerámicas dentales

La mayor parte de las casas comerciales de cerámica, incluyendo a Noritake, refieren algunas contraindicaciones en el manejo de las cerámicas como:

  • No alcanzar el grosor mínimo de los conectores y de la capa de inyección.
  • Recubrir con una cerámica diferente a la aconsejada por la casa comercial.
  • Inyectar dos o más pastillas en un solo cilindro.
  • No colocar cerámicas de recubrimiento sobre estructuras de óxido de circonio con un CET distinto al indicado.
  • Utilizar opaquers de cerámicas sobre metal para la inyección sobre estructuras de electrodeposición.

Es por estas razones que es crucial que tanto los laboratorios protésicos como los clínicos sigan las indicaciones de cada fabricante y no se manipule mal este tipo de materiales. El mal manejo de las cerámicas origina alteraciones internas en que conducen al fracaso clínico.

A estos factores, hay que añadir otros, ajenos al mecanismo de unión y comportamiento de la interfase, pero que pueden estar implicados también en la aparición de fracturas del recubrimiento de cerámica. Un ejemplo claro de ellos son la presencia de fuerzas traumáticas intraorales o de hábitos parafuncionales.

manipulacion-ceramicas-noritake

La importancia del tratamiento térmico de las piezas

Por otra parte es importante destacar que el material de recubrimiento juega un rol importante en el comportamiento mecánico final de las restauraciones totalmente cerámicas, sobre todo cuando están constituidas a base de circonio. Pese a la escasez de estudios clínicos a largo plazo de este tipo de restauraciones, estudios a corto y medio plazo señalan que las restauraciones de circonio están determinada por la fragilidad de las cerámicas de recubrimiento y su limitada capacidad de unión al núcleo de circonio.

Delaminaciones con exposición del núcleo subyacente y fracturas menores en “chipping” de las cerámicas de recubrimiento, han sido descritas en la literatura como las causas más frecuentes de fracaso en prótesis fija a base de circonio. De igual manera, se han publicado casos de fracturas completas de rehabilitaciones ceramocerámicas de óxido de circonio.

Estos datos contrastan con los pequeños porcentajes de fracturas del recubrimiento en las clásicas restauraciones ceramometálicas, que alcanzan entre el 2,7 y el 8% en periodos de observación de 10-15 años.

Las características de unión entre núcleo y recubrimiento, asociadas a la baja resistencia mecánica de éste último, se pueden considerar como las principales causas de la alta incidencia de “chipping” y/o delaminación del recubrimiento cerámico en las restauraciones libres de metal.

No obstante, son múltiples las variables que influyen en la interfase entre una porcelana de recubrimiento y un núcleo cerámico de alta resistencia. Algunos factores como las diferencias en los módulos de elasticidad, los coeficientes de expansión térmica (CET), la velocidad del enfriamiento durante los ciclos de cocción, la aparición de poros en zonas próximas a la interfase, entre otros, pueden comprometer el éxito clínico de las restauraciones ceramocerámicas.

Así, el tratamiento térmico que sufren las restauraciones durante su confección, según señala Naranjo (2016) parece ser la clave en la adquisición de las propiedades mecánicas finales. Por esta razón, debe existir un equilibrio térmico entre el núcleo y el recubrimiento que evitaría la existencia de tensiones internas desfavorables para la unión ceramocerámica. La dilatometría es el método más utilizado para predecir la compatibilidad en la expansión térmica entre dos materiales cerámicos diferentes.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Implantec S.A.

Implantec S.A.

Depósito Dental especializado en Implantes, Equipo y Materiales Dentales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

IMPLANTEC

Shopping cart

cerrar

Iniciar sesión

cerrar
Scroll To Top